Emporio chino crece en la informalidad.

Al menos cuatro macroplazas y decenas de pequeños supermercados de mercancía china, se han instalado en un área de un kilómetro cuadrado para dominar el comercio del Centro Histórico.

Son grandes centros de distribución de productos para comercio formal e informal.

En estos lugares, al personal se le paga en efectivo y labora sin contrato ni prestaciones. Los productos se expenden sin factura, la mayoría es cobrada en efectivo y cuando se acepta tarjeta se cobra una comisión. No hay garantías sobre el producto ni devoluciones.

Reforma, 17 de junio, 2024.